¿Nos importa el lugar de fabricación de una prenda?

¿Nos importa el lugar de fabricación de una prenda? Esta es una reflexión que me parece interesante traer. 


Os he contado cómo surge Udhara.es verdad? Para los que no lo sepáis, muy brevemente, surge de un cambio personal. De una vida rápida y sin fundamento, a un frenazo absoluto donde reflexioné sobre quién era y quién quería ser.  Fueron múltiples los hábitos que cambié, solo reordenando mis valores. Lo que como, lo que hago, donde vivo, con quien me relaciono, lo que compro, lo que visto… y donde se fabrica todo esto… 

Así que… empecé a mirar, a fijarme en los tejidos de la ropa, y donde estaba fabricada. No me importaba el dinero, quería poco y bueno. Cómo quería ser una chica fit, necesitaba un atuendo para ponerme a ello. Marcas de deporte fue en lo primero que me fijé. Adiddas, Nike, Asics.. no cabía en mi asombro… camisetas por 30€, 40€, 45€ de mi querido material el poliéster. ¿Entonces? Por qué no comprar en Decathlon que valen 9€.  Según el post El impacto de comprar un vestido de moda , al menos, estaría salvando uno de los 4 impactos descritos. El económico, porque el de la salud y el medioambiente, desde luego que no. 


Qué más había en esa etiqueta… pues donde estaba fabricado. Yo, que esa Nueva Ana quería que todo estuviera fabricado en España. Hay que ser ignorante. En qué mundo vivía yo?  Marruecos, India, China… entre otros países.. menudo conflicto interior el mío.   Pero si yo no quería comprar a marcas donde “exploten” a las personas. Trabajen con niños… estén en malas condiciones… no no, mi dinero no puede promover eso. 


De esta manera, empecé a trasladar esta inquietud a mi círculo.  Recuerdo un desayuno, con mi grupo de trabajo. Aquí había de todo, pijos, perroflautas, ecologistas, de derechas, sindicalistas... un grupo muy diverso, como podéis ver. Pues no resolvieron mi duda.  Ni el sindicalista. No tenían una solución para mí.  Menuda movida… la nueva Ana, comprando ropa hecha en países explotados. 


Pero un día, hablando con mi padre, en la terraza de casa, una sobre mesa, entre la sandía y el café, me hizo ver otro punto de vista completamente distinto. 


“Ana, piensa, que esos países están en otro punto de desarrollo distinto al nuestro. Aquí, en los años 50, de Alemania trajeron empresas como Seat, Ford porque era más barato fabricar aquí que allí, y dieron trabajo a muchas familias, que permitieron el desarrollo del país. En esa época, aquí también trabajaban niños. En esa época, y 20 años después, trabajé yo sin EPIs.  Si esas empresas no hubieran venido. Nos habríamos muerto de hambre. ¿Qué hubiera sido de esas familias que necesitaban que los niños trabajaran para poder vivir? Si no quizás, solo quizás, habrían muerto. No podemos pretender pagar a precio de España, en esos países, porque la mano de obra, no vale igual. Lo que es importante, que las condiciones de trabajo sean las adecuadas, dentro de lo posible. Y evitar la explotación.”


Qué dilema… fabricar en España o dar trabajo a países en vías de desarrollo? Qué pasaría si nos llevaramos todas las fábricas de allí? Es que no es tan sencillo el asunto. 


Así que… con este dilema, nace Udhara, que fabricará en Portugal, porque no hay talleres en España que fabriquen lencería. Aseguramos que  cumple normativa europea, y que en el proceso de transporte consume lo mínimo, al estar solo a 500km de nuestro centro logístico.  Los costes de fabricación, son más caros, eso sí. No se puede tener todo. 


¿Vosotros qué pensáis fabricación europea o en países en vías de desarrollo?

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados